Claves para tomar el SOL

Los días soleados nos apetece tumbarnos al sol para disfrutar de la sensación de bienestar que nos aporta y para broncearnos, pero debemos tener en cuenta algunas cuestiones para sustituir los riesgos de tomar el sol en beneficios..

 

Mi tipo de piel

Cuanta más pigmentación tiene la piel, más protección natural tiene, aunque eso no signifique que debamos descuidarla.

Todos sabemos lo sensible que es nuestra piel al sol, por lo que los siguientes tips deberemos tenerlos en cuenta según nuetro grado de sensibilidad, siendo más estrictos en los casos de piel clara y más flexibles en los casos de piel oscura.

A medida que nos vayamos bronceando podremos ir variando los cuidados.

Si tenemos problemas de piel como psoriasis, acné o dermatitis, tomar el sol adecuadamente puede ayudarnos a combatir estas enfermedades.

Antes de tomar el sol

Es muy recomendable preparar la piel antes de tomar el sol con peeling físico e hidrataciones intensas, eliminando células muertas y dejando una piel renovada. Tiene varios beneficios: lucir piel bonita, mejor activación de la melanina tras la exposición solar, mejor aceptación de las cremas solares,…

 

El horario ideal

El horario ideal para tomar el sol se ha ido volviendo más estricto con el paso de los años, ya que los efectos de la radiación solar también se han ido agravando. De manera amplia deberíamos evitar la franja de 11 a 17 horas, pero esto lo cumpliremos especialmente en verano. En invierno podemos reducir esta franja al horario de 12 a 16 horas. Si no podemos evitar tomar el sol en este horario lo haremos por breves minutos y con protección solar, renovándola a menudo.

Lo más saludable es tomar el sol a primeras horas del día, ya que es el momento que más energía nos aporta, influyendo incluso en nuestro estado de ánimo.

A última hora del día, en el atardecer, también es muy beneficioso, ya que la luz que emite el sol tiene efectos relajantes.

Cuánto tiempo

El tiempo de exposición al sol deberíamos ir aumentándolo gradualmente. Si cada día tomamos un poco el sol nuestra piel se irá acostumbrando progresivamente, consiguiendo tener sus propias defensas. El error más habitual es no tomar el sol durante el invierno (una época en que también es muy necesario), y exponernos de manera abusiva en verano.

De qué manera

No es lo mismo tomar el sol mientras nos bañamos en un lago de montaña que si estamos tumbados inmóviles en una terraza. En realidad, si nos fijamos podremos notar como reacciona nuestra piel, si está ardiendo o está simplemente cálida.

Es mucho más saludable tomar el sol mientras estamos en movimiento o incluso bañándonos, ya que el contraste del calor con el agua fría calma los efectos del sol e incluso es terapéutico. Por este motivo recomendamos no estar inmóvil tomando el sol por más de 15 minutos seguidos.

 

La protección adecuada

El protector solar debe ser el adecuado para nuestro tipo de piel, pero también recomendamos que sea lo más natural posible, ya que algunos protectores contienen ingredientes que son tóxicos para nuestra salud cuando llegan al torrente sanguíneo a través de los poros de la piel.

Deberemos renovar la protección a menudo, y tampoco debemos olvidarnos de usar gafas de sol adecuadas y una gorra o sombrero para evitar el impacto continuo del sol en la cabeza. También es fundamental beber agua cada poco rato.

Para quienes no lo leyeron tenemos un post dedicado exclusivamente a la protección solar

Los alimentos imprescindibles

Los alimentos que nos ayudan a tener un bronceado saludable y bonito son los que contienen betacarotenos, los cuales encontramos en las frutas y verduras de color amarillo, naranja y rojo, como por ejemplo: Zanahoria, Calabaza, Boniato, Melocotón, Albaricoque, Cereza, Tomate

Una buena manera de tener una protección solar muy nutritiva es tomando diariamente alguna de estas recetas:

  • Licuado de manzana, zanahoria y apio
  • Crema de calabaza y boniato con canela
  • Compota casera de melocotón o albaricoque con jengibre
  • Gazpacho o jugo de tomate y pepino con aceite de lino

Después de tomar el sol

Al igual que antes de iniciar la exposición solar os aconsejábamos un peeling con hidratación intensiva; también es interesante realizar un para de tratamientos tras la exposición solar para recuperar la vitalidad de la piel y conseguir un bronceado más bonito y duradero.

Espero que os haya parecido interesante.

En Alice Beauty Concept puedes encontrar:

  • Protección solar facial y corporal desde 21€
  • Peeling+hidratación desde 19.90€

 

0
  Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados.

Añadir un comentario